Los impuestos de autónomos son exclusivamente tributarios.

Periódicamente, el autónomo es el encargado de registrar la información de facturación para luego pagar los impuestos que le pertenece pagar.

Las obligaciones fiscales de los autónomos se tienen en cuenta a lo largo del año, es decir, hay impuestos que deberán pagarse cada trimestre, otros cada año y algunos incluso según la situación específica.

Impuestos de autónomos: trimestrales

En el caso de los impuestos de autónomos de carácter trimestral, decimos que son los impuestos generales a los que los autónomos deben presentarse.

Según la actividad que se desarrolle y explique en Hacienda, se obliga a presentar unos u otros modelos.

IVA

El tributo indirecto que grava el consumo es el Impuesto de Valor Añadido.

Para presentarlo, los autónomos deben utilizar el modelo 303.

Los plazos para pagar este impuesto son para el primer trimestre, del 1 al 20 de abril, para el segundo trimestre, del 1 al 20 de julio, para el tercero del 1 al 20 de octubre y para el cuarto el mes de enero.

Aunque es un impuesto general para la mayoría de las empresas, hay actividades exentas de pagar el IVA, como son la enseñanza, las culturales, sociales, sanitarias, deportivas, servicios postales, seguros y financieros.

IRPF

En este caso, los autónomos deben pagar por el rendimiento positivo que genere un negocio, es decir, se retiene una parte de los beneficios obtenidos y se tributa por ello.

Para presentarlo, el modelo cambia según la modalidad del negocio, ya sea por estimación directa u objetiva.

En el caso de estimación directa, la opción más común, el siguiente paso es registrar todos los ingresos y gastos deducibles, al dato obtenido de la diferencia entre ambos se le aplica el 20% y presenta el modelo 130.

Los plazos, en este caso, son los mismos que en el caso del IVA.

La única excepción es la de los autónomos profesionales.

Por el contrario, en el caso de estimación objetiva, encontramos a empresas del sector primario, comercio minorista, hostelería, transporte y servicios de venta directa.

Se presenta el modelo 131 y se establecen límites según el volumen de negocio.

Los plazos, también en este caso, son los mismos que a la hora de presentar el IVA.

Retenciones a cuenta de IRPF

Estos impuestos autónomos se presenta sólo en caso de tener que declarar rentas de terceros, es decir, si el autónomo tiene contribuyentes a los que abone renta – si tiene empleados o se ha contratado a un profesional.

Para presentarlo, el autónomo deberá utilizar el modelo 111. Si es en el caso de retenciones por facturas de alquiler, el modelo es el 115.

impuestos de autónomos 2Impuestos de autónomos: anuales

No solo existen pagos trimestrales, también encontramos obligaciones fiscales anuales, sobretodo a la hora de realizar una recopilación de impuestos pagados durante el año.

Liquidación anual de IRPF

Se presenta la recopilación de todos los datos de los modelos 130 y 131, es decir, el rendimiento de todo el año.

El modelo es el 100.

Se debe declarar todo antes del 30 de junio.

Resumen anual del IVA

Se presentan todos los modelos 303 del año.

El autónomo utiliza para ello el modelo 390.

Para presentarlo, el plazo es en enero.

Retenciones aplicadas en modelos 111 y 115

Las retenciones que se han practicado en el modelo 111 se presentan con el modelo 190.

Por otro lado, las retenciones practicadas en el 115 se presentan mediante el modelo 180.

Ambas se deben presentar en enero.

Resumen de operaciones con terceros

En este caso, sólo se debe presentar si las operaciones con terceros han superado los 3.005,6 euros.

Se diferencian entre las ventas y el consumo y se presentan mediante el modelo 347.

La fecha límite se encuentra en el mes de febrero.

Impuestos de autónomos: locales y especiales

Existen tributos propios de autonomías y municipios, por lo tanto, en función del lugar donde se desarrolle la actividad, se deberán entregar unos u otros impuestos, pero teniendo en cuenta los siguientes:

  • IRPF
  • Impuestos cedidos
  • Propios
  • Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)
  • Impuesto de vehículos de tracción mecánica
  • Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras

Si quieres más información y asesoramiento sobre la fiscalidad de autónomos, contacta con nosotros.